Búsqueda personalizada

 

 

Había sobre el cielo diáfano

Un estrella cotidiana,

Mi mirada la poseía

Y el sentimiento de existencia

Se fortalecía cada día,

Mirar hacia arriba y percibir su brillo

Era la paz, aquietaba el corazón.

 

Una noche,

no puedo precisar cual,

una luz rasgó el vestido de la noche

y como un hilo de lana que desteje

su tejido,

extendió su luz en la caída,

me paré en puntas de pié

para descubrir el lugar

donde recibiría su apagado peso,

pero fue imposible,

creo que siguió navegando en su caída

lejos de mi mundo.

 

Había descubierto por vez primera

El juego de perderte.

 

                                          © Yuri Tabak

                                                       Marzo 2002

Yo estoy aquí.
Siempre que me necesites.
No temas.
Mi corazón esta ávido de palabras sinceras.
Mis manos prontas a escribir palabras de consuelo,
de acercamiento, de amistad.
Mi alma dispuesta a volar
con un poema.
Yo estoy aquí
aunque lejos,
mi alma vuela al encuentro
de espíritus afines.
No temas
sigo aquí,
cerca, no es tan fácil perderme
si tu no lo quieres.
                
                                  Cris Carbone
                                 © Marzo 2002

 

 Yuri Tabak-Cris Carbone todos los derechos de autor reservados.

 

Eres el visitante: