Una Historia para compartir

 

Búsqueda personalizada

 

Esta historia,  no tiene moraleja y ni  la intención de dejar enseñanzas...solo es una historia más de vida:

 

"Cuando era niña sabía que era  diferente, sentía las cosas de otra manera, vivía en un mundo de fantasías que no podía compartir ni con sus amigas, menos aún con los adultos. Ellos seguro no entenderían. Además no sabía como expresar claramente cual era esa diferencia con los demás niños.

Así creció con la sensibilidad a flor de piel y desde muy pequeña a plasmó esos sentimientos en palabras, frases, luego poemas.

Amaba escribir, sobre todo cuando hablaba de esa profunda soledad, porque era  una niña solitaria y escribir la hacia sentirse mejor, le calmaba el alma.

Creció y siguió escribiendo, al amor, al desengaño, la amistad, el olvido, a sus hijos y hasta a su padre cuando se fue dejándola más sola aún. Pero sabía que él, de alguna forma, siempre estaría a su lado, aunque no  pudiera verlo, y garabatear versos disminuyó un poco el dolor de esa pérdida.

 Volcó todos sus sentimientos  en esos versos hasta que, un día, guardo sus poemas y empezó a vivir, olvidando que siempre se sintió especial...distinta. Era adulta.

Un día se animó a mostrar sus letras, pero  el destino le jugó una mala pasada, los perdió para siempre, nunca más pudo encontrarlos.

No importa, ella ya los había creado, esa era su misión, y como la vida ya le había enseñado lo que era la pérdida, fue una más. Su karma como ella decía, "nunca llevas en tus hombros mas peso del que puedas soportar", decía un Maestro.  La niña ahora mujer  lo soportaba aunque a veces el dolor, llego a dejarle tremendas cicatrices en su corazón herido. No solo perdió unos poemas, había perdido más...mucho más. Solo eran unos poemas!!!!!! Sabía que algún día podrían aparecer con otro autor...pero no podía hacer nada. No escribió  más. Solo le quedaron unos algunos en un cuaderno viejo, ya gastado, de una época de su vida.

Algunos de esos poemas olvidados en un oscuro cajón, con  autorización de la niña  que ahora es mujer, son los que comparto contigo, espero sean de tu agrado.

La imagen que ilustra esta página, la encontré en una Web de hadas y reconocí inmediatamente a la  niña  de esta historia junto a su gato....el parecido es increíble.  ¿Casualidad?.... no sé!!!! Sinceramente no creo en las casualidades..."

                                                                                      Cris Carbone

 

 

Lo siento tienes que instalar Quitcktime para escuchar la musica desde http://www.apple.com/es/quicktime/download/

 

 

 

Eres el visitante: