Siempre seré tu cielo,
donde conjugaran tus estrellas
en busca de nuevos sueños.
Azul profundo al que recurras
cuando se instale la tristeza en tu alma.
Sol que ilumine tu sonrisa
cuando la dejes olvidada
y te sientas perdido en soledad.
Seré luna que acompañara
el rocío de tus lágrimas de madrugada.
Aunque me niegue,
recuerda que será imposible
dejar de ser tu cielo.

Aunque solo sea un recuerdo en tu vida...
                                    siempre seré tu cielo.

                

                               


Eres el visitante: